Descubre millones de libros electrónicos, audiolibros y mucho más con una prueba gratuita

Solo $11.99/mes después de la prueba. Puedes cancelar en cualquier momento.

El principe de Park Avenue (Prince of Park Avenue)
El duque de Manhattan (Duke of Manhattan)
El rey de Wall Street (The King of Wall Street)
Serie de audiolibros5 títulos

Royals (Bay)

Calificación: 4.5 de 5 estrellas

4.5/5

()

Información sobre esta serie

Creo en el amor. Pero el amor parece haberse olvidado de mí. Tengo citas a menudo. Estoy dispuesta a dar mil oportunidades a los tíos. Simplemente, no he encontrado al indicado. Hasta que una mañana de primavera, en plena campiña inglesa, un desconocido alto y moreno aparece de entre de la niebla. Logan Steele tiene el pelo alborotado, el torso duro y unos labios tan perfectos que quiero besárselos solo para comprobar que son reales. Estoy segura de que es pura química lo que vibra entre nosotros. ¿He mencionado ya que es un aristócrata con una gran fortuna que ha logrado por sí mismo, un multimillonario que trabaja para causas benéficas de forma desinteresada? Y es tan espectacular que te deslumbra al mirarlo. Pero, como he dicho, el amor parece haberse olvidado de mí. Cuando descubro que Logan Steele quiere destruir todo aquello que me he dedicado a proteger durante toda mi vida, esa química desaparece, y la esperanza que había florecido en mi pecho se convierte en rabia. Ya no importa que me acelere el pulso con solo decir mi nombre, que me debilite las rodillas con un solo roce y que pueda ser el hombre que mejor bese del mundo. Puede que crea en el amor, pero Logan Steele no es el hombre indicado para mí.


IdiomaEspañol
EditorialBookaVivo
Fecha de lanzamiento19 oct 2021
El principe de Park Avenue (Prince of Park Avenue)
El duque de Manhattan (Duke of Manhattan)
El rey de Wall Street (The King of Wall Street)

Títulos en esta serie (5)

  • El rey de Wall Street (The King of Wall Street)

    1

    El rey de Wall Street (The King of Wall Street)
    El rey de Wall Street (The King of Wall Street)

    Mantengo separados mis dos mundos. En el trabajo, soy el rey de Wall Street. Los millonarios de Manhattan acuden a mí para ganar todavía más dinero. Hacen lo que yo les digo, porque siempre tengo razón. Soy astuto, exigente, y algunos dicen que despiadado. En casa, soy un padre soltero que trata de conseguir que su hija de catorce años siga siendo una niña el mayor tiempo posible. Pero ella no quiere hacer nada de lo que le digo, y nada de lo que le sugiero le parece bien. Pero cuando Harper Jayne entró a trabajar en mi empresa, las barreras entre mis dos mundos empezaron a desdibujarse por su culpa; es la mujer más irritante con la que he trabajado nunca. No me gusta la forma en que se inclina sobre la fotocopiadora, hace que me vuelva loco. Odio la forma en que se muestra ansiosa por hacer un buen trabajo, porque eso me excita. Y no soporto la forma en que se recoge el pelo, dejando a la vista su largo cuello, porque me dan ganas de desnudarla, ponerla sobre mi escritorio y deslizar la lengua por todo su cuerpo. Si mis dos mundos van a colisionar uno contra otro, Harper Jayne tendrá que aprender que soy el jefe tanto en la oficina como en el dormitorio…

  • El principe de Park Avenue (Prince of Park Avenue)

    2

    El principe de Park Avenue (Prince of Park Avenue)
    El principe de Park Avenue (Prince of Park Avenue)

    Me he ganado cada uno de mis billones de dólares por mí mismo. Soy calculador, astuto, y el mejor en lo que hago. Lleva tiempo y dedicación construir algo como lo que tengo. Y eso no deja tiempo para el amor, ni para novias ni para relaciones de ningún tipo. Pero no me malinterpretes: no soy un monje. Comprendo la atención y la concentración que hay que tener para seducir a una mujer guapa. Son las mismas habilidades que utilizo para cerrar grandes negocios. Pero todo eso empieza y acaba en una sola noche. No soy el tipo de tío que manda flores. No soy de los que llama al día siguiente. O eso pensaba hasta que una guapísima heredera, además de impaciente y mordaz, irrumpió en mi vida. Cuando Grace Astor pone los ojos en blanco por algo que he dicho, lo que quiero es abrazarla bien fuerte y mostrarle lo que se ha estado perdiendo hasta ahora. Cuando hace una broma a mi costa, solo quiero cerrarle esa boca descarada con mi lengua. Y cuando se marcha con un simple adiós justo después de que hayamos follado, lo único que quiero es restregarle en su cara los tres orgasmos que acaba de disfrutar. Ella será una princesa, pero yo le voy a dejar claro quién manda en este dormitorio de Park Avenue.

  • El duque de Manhattan (Duke of Manhattan)

    3

    El duque de Manhattan (Duke of Manhattan)
    El duque de Manhattan (Duke of Manhattan)

    Soy miembro de la aristocracia británica, pero he hecho mi fortuna en Manhattan. Nueva York es ahora mi reino. En Inglaterra, mi familia se pelea por quién será el próximo duque de Fairfax. La tradición dicta que sería yo… si estuviera casado. Pero el título no compensa el pasar por el altar. No soy un hombre de una sola mujer. O eso pensaba hasta que mi mundo se puso patas arriba. Ahora, la única manera de salvar el imperio que he levantado es heredar el título que nunca quise…, así que tengo que encontrar una esposa. Para olvidarme de todo, solo necesito una noche de placer con una extraña. La melena de Scarlett King sobre mi cuerpo mientras se inclina sobre mí… El roce de sus uñas en mi pecho mientras grita mi nombre… Sus dientes en mi hombro cuando ambos llegamos al límite del placer… Todo eso me ayuda a olvidar. Pero no estaba preparado para encontrarme al día siguiente con mi rollo de una noche sentada a la mesa de la sala de juntas. Puede que sea mi última conquista, pero tengo la sensación de que Scarlett King podría conquistarme a mí.

  • El caballero inglés (The English Knight)

    4

    El caballero inglés (The English Knight)
    El caballero inglés (The English Knight)

    Cuando me ofrecen la oportunidad de dejar Nueva York para vivir en Londres durante tres meses, no puedo empacar mi maleta lo suficientemente rápido. Tan pronto como aterrizo, me obsesiono con las cabinas telefónicas rojas, los palacios y todos los taxis negros. Pero mi lugar favorito es el metro. Son hombres británicos de pared a pared en traje. Cuando me ofrecen un trabajo temporal trabajando para un abogado, le digo, inscríbeme. En mi primer viaje al trabajo, es un accidente total cuando pierdo el equilibrio y caigo contra el británico más guapo vivo. Es tan encantador como James Bond y tan suave como el señor Darcy. Quiero lamer el té de sus abdominales duros y escuchar su acento toda la noche. Resulta que el Sr. guapo es mi nuevo jefe. Y su actitud no es tan ardiente como su hermoso rostro, hombros anchos y culo apretado. Es melancólico, de mal genio y el hombre más arrogante que he conocido. Mientras luchamos, de la nada me besa. Y estoy bastante seguro de que veo fuegos artificiales sobre el Big Ben y escucho a God Save the Queen. No estaba buscando el cuento de hadas, pero podría haber encontrado a mi caballero con una armadura brillante. El problema es que vive a un océano de distancia.

  • El aristócrata de Londres (The Earl of London)

    4

    El aristócrata de Londres (The Earl of London)
    El aristócrata de Londres (The Earl of London)

    Creo en el amor. Pero el amor parece haberse olvidado de mí. Tengo citas a menudo. Estoy dispuesta a dar mil oportunidades a los tíos. Simplemente, no he encontrado al indicado. Hasta que una mañana de primavera, en plena campiña inglesa, un desconocido alto y moreno aparece de entre de la niebla. Logan Steele tiene el pelo alborotado, el torso duro y unos labios tan perfectos que quiero besárselos solo para comprobar que son reales. Estoy segura de que es pura química lo que vibra entre nosotros. ¿He mencionado ya que es un aristócrata con una gran fortuna que ha logrado por sí mismo, un multimillonario que trabaja para causas benéficas de forma desinteresada? Y es tan espectacular que te deslumbra al mirarlo. Pero, como he dicho, el amor parece haberse olvidado de mí. Cuando descubro que Logan Steele quiere destruir todo aquello que me he dedicado a proteger durante toda mi vida, esa química desaparece, y la esperanza que había florecido en mi pecho se convierte en rabia. Ya no importa que me acelere el pulso con solo decir mi nombre, que me debilite las rodillas con un solo roce y que pueda ser el hombre que mejor bese del mundo. Puede que crea en el amor, pero Logan Steele no es el hombre indicado para mí.

Más audiolibros de Louise Bay

Autores relacionados

Relacionado con Royals (Bay)

Audiolibros relacionados